domingo, 29 de marzo de 2009

FRANCISCO GUERRERO

Este compositor sevillano, de los más reconocidos y quizás el más famoso de España en su tiempo, nació el 4 de octubre de 1528 y murió con 71 años. Sus inicios fueron como cantor del coro de la catedral de Sevilla, recibiendo lecciones de composición de su hermano Pedro y de Morales. A los dieciocho años fue nombrado maestro de la catedral de Jaén, para terminar de maestro de capilla de la catedral de Sevilla, donde murió por causa de la peste que había causado estragos en dicha ciudad durante varios meses.
Su escritura musical es delicada y dulce, poética y fluida y sus obras se difundieron, impresas o manuscritas, por España y Portugal y, en el Nuevo Mundo, desde Méjico y Guatemala a Lima y Cuzco. Muchas se siguieron utilizando más de dos siglos después de su muerte.
Escribió una gran cantidad de obras y pasó mucho más tiempo en España que otros de sus contemporáneos, dando a algunos de sus motetes tratamientos populares. Cuenta con unas viente misas, ciento cinco motetes (sacros y profanos), veintitrés himnos y un Te Deum, junto con siete salmos y diez Magnificat que se fundamentan sólidamente en melodías salmódicas anteriores y en fórmulas recitativas tradicionales.


A continuación podremos escuchar una grabación en directo del "Ensemble y Coro Fernando de las Infantas" que interpreta la obra: "A un niño llorando" de Francisco Guerrero

video